TORMENTA DE ARENA (SAND-STORM).

TORMENTA DE ARENA (SAND-STORM).

Cuando el Ejercito Norteamericano ataco Kwuait en la, Guerra del Golfo Pérsico tuvo que trasportar sus tropas por tierra y lo hizo en vehículos Humvee siglas que significan (High Mobility Multiporpuse Wheeled Vehicle) mejor conocido en el ámbito civil como Hummer H1, fue por su fisonomía y mecánica el elegido para navegar a través de grandes extensiones en el desierto en donde predominan las Dunas de arena.

Al paso del tiempo los propietarios de un vehículo doble tracción buscan obtener las mismas sensaciones al encontrarse con situaciones y obstáculos los cuales deben resolver lo mas rápido posible y en equipo, de otras manera quedarían a merced del enemigo.

En pocos Países se puede encontrar este tipo de terreno y México no es la excepción, el Puerto de Veracruz recibió a 30 entusiastas propietarios de vehículos 4×4 (con reductora) divididos en dos fines de semana con un solo objetivo, conquistar y trazar de un punto a otro los 60 kms de Dunas, las cuales nos presentaron  retos y pruebas especiales por parte de los organizadores como la duna Coca-Cola, las Hoyas y la famosa duna nocturna “Puerta al Mar”.

El terreno fue hostil para el equipo Padilla al sufrir una fisura en el radiador, sin embargo el equipo mecánico lo resolvió a la brevedad. Por la tarde se marco la ruta y los todoterreno navegaron con sus recursos apoyándose en sus copilotos y en la intuición de las rodadas marcadas por el vehículo líder, cabe señalar que en este punto la piloto Celia Rodríguez “Cel quedó atrapada en las entrañas de una hoya con su FJ Cruiser. Una de las combinaciones mas difíciles de encontrar en un 4×4 como son lujo y buen desempeño lo ofreció Javier Lanzagorta en su Toyota modelo Land Cruiser logrando salir avante de los obstáculos.

Las pendientes sobrepasaban los 70 mts de altura, la técnica de conducción debía ser una aceleración constante y sin detenerse en la cresta, al momento de tomar el descenso este debía ser continuo hasta llegar a la zona de seguridad. Las sensaciones especiales en la aplicación de la ley física entre la velocidad, peso y altura generan vértigo por un cambio de dirección al bajar y subir repentinamente las dunas; lo que origino que mas de uno perdiera el sentido de orientación quedando detenido en las trampas de arena.

La jornada termino con un gran ambiente en las aldeas “Picocanoa” los equipos se bajaron del todoterreno y se subieron a las balsas para la práctica de rafting (descenso en río) ubicado en Jalcomulco, Ver. En esta ocasión queremos agradecer a los elementos del Staff por su desempeño a altas temperaturas en condiciones adversas, con el ímpetu de disfrutar y engrandecer el deporte motor 4×4.El premio al “Espíritu BFGoodrich” se lo adjudico el equipo “Conde” comandado por José Jorge García y Mary Martínez quienes tuvieron un gran desempeño físico-mecánico.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *